BENCHMARKING. SI NO LO ESTÁS HACIENDO ¿QUÉ ESTÁS ESPERANDO?

El nacimiento constante y aumentado de numerosas empresas y negocios digitales, ha hecho que sea mucho más importante marcar la diferencia de los que están haciendo lo mismo. Por eso, se ha hecho muy frecuente utilizar el análisis o evaluación de los competidores como punto de partida para muchas estrategias e incluso en la creación de un modelo de negocios o de una marca.

El nacimiento constante y aumentado de numerosas empresas y negocios digitales, ha hecho que sea mucho más importante marcar la diferencia de los que están haciendo lo mismo. Por eso, se ha hecho muy frecuente utilizar el análisis o evaluación de los competidores como punto de partida para muchas estrategias e incluso en la creación de un modelo de negocios o de una marca.

 

¿Esto es algo que recién ocurre?

No, desde antes de que la publicidad existiera como una disciplina o área, era común espiar o evaluar a la competencia, para saber qué estaban haciendo y en especial a qué se debía su éxito. Y es aquí que se encuentra el origen de lo que actualmente se conoce como benchmarking.

 

¿Qué es el benchmarking?

 

Si comenzamos con la definición de la palabra, es una palabra compuesta, por un lado Benchmark significa punto de referencia, mientras que benchmarketing, evaluación comparativa.

Así tenemos entonces, que el benchmarking consiste en hacer una evaluación y análisis de los procesos, estrategias, productos y servicios de los competidores o de negocios de otras áreas, con la finalidad de utilizarlos de punto de referencia para futuras estrategias.

No se trata de copiar lo que hacen, se trata de utilizar la información que se tiene de lo que ya hacen e innovar, hacerlo mucho mejor y aprender de tus competidores para aplicarlo a tu compañía.

El principio del benchmarking es que siempre puedes mejorar y aprender más.

 

 

 

¿Cuáles son las etapas para que comiences a aplicar el benchmarking?

1. Conoce a tu negocio muy bien.

Conocer a tu negocio es analizarlo a fondo, evaluar sus fortalezas y destrezas. Tener claro los objetivos que pretende alcanzar y si se cuentan con las estrategias y recursos para alcanzarlos

Además, es necesario que conozcas muy bien tu nicho de mercado, quienes son tus clientes potenciales y en especial, cuáles son todos tus procesos internos para que el producto o servicio llegue a ellos.

 

2. Es hora de crear tu DAFO.

Un Análisis DAFO, es una herramienta que te ayudará a saber cuáles son tus puntos fuertes y cuáles debes mejorar. A través de esta herramienta tendrás claras tus Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Conocer estos aspectos te permitirán tener un punto de partida y la dirección para toda tu estrategia.

 

3. Asegúrate de contar con el equipo adecuado.

Un análisis de tu negocio te permitirá saber con qué elementos y personas cuentas. Además, poder saber con quiénes cuentan y quiénes son las personas adecuadas para realizar el benchmarking.

Ten en cuenta sus habilidades y destrezas al momento de distribuir las funciones y roles, porque el éxito del benchmarking es gracias al trabajo de un equipo interfuncional.

 

4. Descubre quién es tu competencia y comienza a estudiarla.

Aquí tendrás dos aspectos, uno en el que se encontrarán aquellas cuentas que te inspiran y que usas de referencia a donde quieres llegar. Y el otro, tus competidores más directos, los negocios que se dedican al mismo nicho que tú y ofrecen productos o servicios similares.

Define qué aspectos quieres evaluar y cuáles serán los indicadores o KPI´s para medirlos.

 

5. Evalúa, analiza e interpreta.

Una vez tienes los datos, es momento de ver más allá, de prestar atención  a cada elemento que evaluaste y analizar los datos que obtuviste. Los números o estadísticas no te dirán mucho si no los interpretas y traduces en palabras.

No olvides hacer una comparación entre tus competidores y también entre las distintas  cuentas o negocios que te inspiran.

Una vez lo hagas, esto no termina ahí. Ahora es momento de ver aquellas estrategias que podrían funcionarte, ver qué puedes hacer mejor y cómo aprovechar con lo que ya cuentas.

 

6. Es hora de tomar decisiones.

Este último paso es un trabajo en equipo, en función de todo lo obtenido en el proceso, es momento de decidir las acciones que se tomarán y formarán parte de la estrategia de marketing para lograr los objetivos de la marca o negocio.

Aquí deberás fijar fechas, establecer actividades, definir calendarios y dejar todas las tácticas y estrategias muy claras para cumplirse en los tiempos estipulados.

 

¿Cómo se ve el benchmarking de forma muy sencilla?

Laura tiene una cafetería donde vende distintos tipos de café y postres de diversos sabores. Anteriormente, su cafetería siempre estaba llena de clientes, pero en las últimas semanas el número de clientes que frecuenta la cafetería ha disminuído y están teniendo pérdidas en el área de pastelería porque quedan muchos postres sin vender.

 

Al otro lado de la calle, hay una cafetería que siempre se encuentra llena. La misma, ofrece más o menos los mismos tipos de café y postres que la cafetería de Laura. ¿Qué está haciendo esa cafetería para obtener esos resultados?

 

Laura en vista a lo que sucede decidió reunir a su equipo y hacer una evaluación de la situación y de cafeterías cercanas que siempre están llenas de clientes. 

 

Después de frecuentarlas en varias ocasiones, hablar con clientes, ver sus redes sociales y estudiar todo acerca de estas cafeterías. Vació toda esta información y comenzó a encontrar los puntos en común en estas cafeterías y que se diferenciaban de ella.

 

Y se dio cuenta que todos estos lugares ofrecían actividades de recreación mientras esperaban, como juegos de mesa, libros o áreas para dibujar. Además, tenían distintas promociones y descuentos que mantenían contentos a los clientes. Y la forma tan amable con la que atendían a los clientes, era mucho mejor que la que Laura tenía. En especial, porque hace unas semanas tuvo que despedir a dos de sus empleados.

 

Así después de este análisis, Laura se dió cuenta de aquellos aspectos que podía adaptar a su cafetería y lo que podía mejorar para atraer a más clientes. Sabía que esto no es una estrategia inmediata, requiere ponerla en práctica, tener paciencia e ir haciendo los ajustes necesarios para lograr los objetivos.

Si quieres comenzar a utilizar el email marketing pero no sabes cómo hacerlo ni por donde empezar, nosotros podemos ayudarte. Primero, hablemos de tu marca, solicita tu asesoría.

 

Escríbenos a hola@labnave.cl